UNA HERRAMIENTA PARA TRATAR EL ACOSO ESCOLAR

La Diputada Fernanda Antonijevic –FAP- presentó un proyecto de Ley para la creación del Programa Integral de Mediación Escolar en la provincia de Buenos Aires. El impulso de esta Ley se suma a distintas iniciativas que ha venido desarrollando la legisladora en materia educativa.

UNA HERRAMIENTA PARA TRATAR EL ACOSO ESCOLAR

La Diputada Fernanda Antonijevic –FAP- presentó un proyecto de Ley para la creación del Programa Integral de Mediación Escolar en la provincia de Buenos Aires. El impulso de esta Ley se suma a distintas iniciativas que ha venido desarrollando la legisladora en materia educativa.

La diputada Antonijevic, acompañada por un panel de profesionales, presentó en el Museo de la Reconquista, de Tigre el proyecto de ley, de su autoría, para incorporar la mediación escolar en los casos de violencia en las escuelas, incluyendo los casos de acoso escolar o bullying.

Del encuentro participaron Romina Capomasi, experta tigrense en mediación escolar frente al bullying, y Juan Antonio Seda, abogado experto en instrumentos legales para la sanción del acoso escolar, el profesor Mariano Echenique, y la psicóloga, Gisela Escobar quienes abordaron la problemática interdisciplinariamente.

Según los expertos, el acoso escolar es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares, de forma reiterada, en un lapso determinado. De manera dominante, el tipo de violencia es la emocional y sucede mayoritariamente dentro de las escuelas, pero hoy también se extiende a las redes sociales digitales.

La mediación escolar es una herramienta que contribuye a prevenir la escalada como situaciones de violencia y al mismo tiempo constituye una oportunidad para formar a los jóvenes para la vida en democracia, la paz y los derechos humanos.

También promueve la solución de conflictos de modo pacífico, propiciando el diálogo, la escucha, el respeto a los derechos de todas las partes y contribuye a prevenir los daños que puede sufrir por ejemplo una víctima de acoso escolar o bullying.

Según evaluó Antonijevic “actualmente se trabaja sobre los casos consolidados de violencia escolar pero casi nada en la prevención”. “La mediación escolar es una herramienta donde un tercero imparcial trata de resolver pacíficamente los conflictos” explicó.

La Legisladora consideró que “esa mediación puede ser aplicada a solicitud de un padre que se queja de que a su hijo la maestra no lo quiere y lo desaprueba, por un niño que siente acoso de sus pares, o por el propio profesor que se siente boicoteado por sus alumnos en la hora de clase”. “Lo que queremos (con el proyecto de ley) – destacó- es darle jerarquía legal para que sea exigible y brindar una herramienta en pos de la convivencia pacífica en el ámbito escolar”.

Antonijevic criticó el hecho de que, “la provincia tiene programas escritos en circulares, de prevención e intervención ante la violencia escolar, como uno planificado para el 2010/2011, que ha llegado a los escritorios de algunos directores, pero hasta la fecha no tenemos noticia de que se haya dispuesto desde la D. G. E. El menor intento de implementación (en las escuelas). Según su evaluación, son buenos programas que diseñan la forma de obtener un diagnóstico adecuado, para el tratamiento de la violencia, pero es obvio que no hay voluntad política de impulsarlos”.

La diputada Antonijevic explicó que, según su proyecto, se implementa un programa integral de mediación, en las escuelas, creándose un cuerpo de mediadores que brindaran capacitación, asistencia e intervención ante conflictos, incluso preventivamente. El mediador podrá ser cualquier miembro de la comunidad educativa con capacitación específica, interviniendo como tercero imparcial, en un proceso confidencial.

“La mediación intenta resolver pacíficamente los conflictos, utilizando estrategias desde el diálogo, talleres de concientización, y diversas herramientas de negociación, siempre elaboradas por expertos. Por ejemplo en el boicot educativo, es importante que tanto el alumno que boicotea, como el docente boicoteado cuenten con un tercero, ajeno al problema, que pueda intervenir en pos de una solución pacífica, la que podría lograrse independientemente del cuerpo directivo, o de la inspección”.

“Enfrentarnos a esta problemática que aumenta día a día, significa reconocerla, analizarla y actuar sobre ella. La violencia escolar y la violencia en las escuelas es un problema que debe ser tratado con firmeza y en toda su magnitud, para poder definir sus causas, límites y direcciones”, concluyó la legisladora del FAP.

Share Button

Deja una respuesta