Una década ganada en oportunidades no aprovechadas

En la década de mayor crecimiento económico, Argentina tiene una inflación del 25% y no le ha podido cambiar la vida a ninguna de las personas que pertenecen a los sectores más pobres.

En cambio, han sido los funcionarios los que han cambiado demasiado su propia vida, a través de las prácticas corruptas, el privilegio y el enriquecimiento personal.

Si se analiza el tema que genera mayor preocupación en la ciudadanía, que es la seguridad, la década muestra el mayor de los retrocesos en términos de calidad de vida. Tenemos los peores índices de la historia, un miedo permanente y un gobierno que no lo tiene en agenda.

Y si vamos a la política de servicios, ni siquiera la década en la que el precio de la soja ha pasado reiteradamente su propio techo, ha permitido volcar recursos para que toda la población vulnerable acceda a cloacas y agua potable, y viaja en trenes que llevan mucho menos personas, son más inseguros y no cumplen con mínimas condiciones.

A todo esto se agrega un enorme retroceso en materia de calidad institucional, transparencia, acceso a derechos, a la información y a la justicia.

Es una década ganada en oportunidades no aprovechadas. Mucho del esfuerzo se destino a peleas alejadas de las preocupaciones de la gente y más vinculadas a la necesidad de instalar debates superficiales para tapar problemas estructurales.

Los argentinos tienen una gran capacidad emprendedora, intelectual y de trabajo, sin embargo no encuentran garantías, derechos respetados y un Estado que los motive a desarrollarse. Este es un año electoral, donde los ciudadanos tendrán que evaluar seriamente entre tomar una decisión conservadora y recurrir al “mejor malo conocido” o animarse por el cambio.
Fuente El Cronista

Share Button

Artículos relacionados

Publicado en Diputados Nacionales, Legisladores, Margarita Stolbizer, Novedades