PROYECTO PARA MEJORAR LA CALIDAD EDUCATIVA EN LA PROVINCIA

Abel Buil
El diputado bonaerense del FAP, Abel Buil, presentó un proyecto de ley que tiene como principal objetivo mejorar la calidad educativa en la provincia de Buenos Aires.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo de legisladores de otras bancadas, plantea la creación de un observatorio que tendrá por objeto “monitorear el desarrollo de la implementación de las políticas educativas establecidas de acuerdo a los lineamientos dispuestos por la ley 13.688”.

Según se establece, este nuevo cuerpo estará encargado de monitorear el desarrollo de las políticas educativas diseñadas por la Dirección General de Cultura y Educación; proponer instrumentos y metodologías que permitan evaluar la situación educativa; recibir y analizar los resultados de las evaluaciones nacionales e internacionales realizadas respecto a la educación provincial; y realizar, coordinar y articular acciones de investigación sobre la realidad educativa y pedagógica bonaerense.

Además, podrá crear espacios de encuentro de los diferentes actores de la educación; relevar y sistematizar experiencias e innovaciones educativas; procesar y producir información relevante; y elaborar un Informe anual sobre sus acciones.

Al respecto, el vicepresidente II de la Cámara Baja afirmó que “tiene poco sentido brindarle a un niño o niña la oportunidad de matricularse en la escuela si la calidad de la educación es tan precaria que no le permitirá adquirir las habilidades aritméticas básicas o prepararse para la vida”.

Por lo que “mejorar la calidad educativa deberá ser la prioridad de cualquier política de Estado en la materia”. Y agregó: “Existen, al menos, cinco elementos clave que afectan a la calidad de la educación: lo que el estudiante trae consigo, el entorno, los contenidos, los procesos y los resultados. Estos elementos constituyen una base que permite supervisar la calidad. Y es en este último elemento que se basa esta iniciativa”.

El observatorio estará integrado por un representante de la dirección General de Cultura y Educación; un integrante del Consejo General de Cultura y Educación; los presidentes de las Comisiones de Educación de ambas Cámaras Legislativas y un representante de la minoría; y tres representantes docentes elegidos por el voto secreto y obligatorio del personal docente titular, provisional y suplente.

“La crisis que vive el sector educativo no sólo se evidencia en los magros salarios docentes. Una calidad educativa de excelencia debe ser una política de estado y es nuestro deber como legisladores proponer alternativas para mejorar la actual situación”, concluyó Buil.

Share Button

Artículos relacionados

Publicado en Abel Buil