“Hay que pegarle al chancho para que aparezca el dueño”

El Senador Nacional del GEN Jaime Linares aseguró que “el tratamiento que se le dio al proyecto de expropiación fue un atropello y el apuro del oficialismo tiene que ver con otra situación ya que no hay ninguna razón que justifique elaborar un despacho de esta trascendencia, a 36 horas de ingresado el expediente”.

“No hay una urgencia para tratar un proyecto del que no se sabe quiénes son los dueños; que se expropia; en qué condiciones están las máquinas y ni siquiera tenemos la posibilidad de analizar esta información elemental o solicitarla, por eso no hay dudas de que hay una clara intencionalidad del Gobierno de terminar con la causa vinculada a Ciccone para sacarla del debate cotidiano”.

“Toman la estatización como una causa nacional, cuando en realidad es consecuencia del ineficiente manejo de la Casa de la Moneda por la falta de previsión y de decisión política de mejorar y ampliar el equipamiento existente”.

“El mismo partido político que en los 90, declaró la declaró sujeta a privatización; el mismo sector que gobierna desde hace 10 años y que ha contratado varias ediciones de billetes, nos quiere hacer creer que esto tiene que ver con la SOBERANÍA MONETARIA”.

La falta de dinero circulante se debe a que el Gobierno no quiere reconocer la inflación ni emitir billetes de mayor numeración -hay varios proyectos de la oposición en este sentido- lo que evitaría “contrataciones directas” como las que hicieron con Ciccone y gastarían menos papel y menos tinta, como una contribución adicional a proteger el medio ambiente”.

“Las expropiaciones son medidas excepcionales que definen el rol del estado en muchos aspectos. Hacerlas sin el debate necesario y con trámite ultra veloz, no ayuda a la búsqueda de consensos mínimos, de un país que va mas allá de un gobierno circunstancial y contribuye a dividir más que a una construcción colectiva”.

“En el contexto que se está dando esta expropiación, que la causa vinculada a Ciccone está empezando a cercar algunas conocidas figuras del Gobierno, después de haberle dado un contrato casi directo por 40 millones de pesos, se les ocurre decir que van a recuperar soberanía monetaria. Es un absurdo y una maniobra del Gobierno destinada a encubrir al Vicepresidente”.

En relación al desconocimiento sobre quién es el titular de la empresa que se expropia, el Senador Linares ironizó “hay que pegarle al chancho para que aparezca el dueño” tal vez ahora aparezca el dueño y seria lo único positivo de esta lamentable afrenta a la labor parlamentaria.

Share Button

Artículos relacionados

Publicado en Jaime Linares, Novedades