¿ES POSIBLE ENFRENTAR CON ÉXITO EL AVANCE DEL NARCOTRÁFICO?

Por Gerardo Milman* para CLARÍN (*Presidente del Partido GEN de la Provincia de Buenos Aires)

Narcotrafico
Gerardo Milman

La dirigencia política nacional debería llegar a un compromiso sobre políticas concretas que ataquen las causas y las fuentes del flagelo.

Erradicar las adicciones es tan utópico como pretender acabar con el narcotráfico a punta de fusil. La “guerra contra el narcotráfico” allí donde se la ha aplicado sólo ha conseguido correr los cultivos de lugar, bajar efectivamente los niveles de criminalidad local y obligar a los narcos a mudarse.

La denominada “lucha contra el narcotráfico” es un fenómeno complejo para el que deben converger múltiples iniciativas estatales. Como la adicción es un fenómeno social, la solución primigenia no puede ser otra que la enérgica y coordinada aplicación de políticas sociales dirigidas a prevenir y proteger a las personas.

Necesitamos más blindaje social por parte del Estado para que las políticas punitivas (que en determinadas circunstancias parecen necesarias) puedan ir dejando de tener sustento y razón de ser.

Con las políticas represivas que tienden a la “militarización” se obtiene el aplauso fácil de quien está lógicamente desesperado frente al avance de esta lacra. Pero desmontar el negocio narco supone una labor de largo aliento en términos reales que implica, además, un enorme desafío comunicacional para las fuerzas políticas del campo progresista.

¿Cómo convencer a un paciente desesperado para que no “compre” medidas efectistas de carácter cosmético? ¿Cómo lograr que se comprenda que quienes buscan el rédito político fácil son cómplices indirectos del negocio en vez de sus enemigos más implacables?

La dirigencia política nacional debería llegar a un compromiso mediante el cual no se engañe al pueblo con soluciones facilistas para que gradualmente podamos ir cambiando gendarmes por escuelas, atención a los enfermos por salud preventiva eficaz, y trabajo que sostenga la vida con dignidad proporcionando a los jóvenes un horizonte concreto de progreso.

Entre las medidas que inmediatamente habría que tomar para recortarle resquicios al negocio narco proponemos: remover a las máximas autoridades de la Unidad de Información Financiera (UIF) y convocar a concurso de oposición y antecedentes para suplir esos cargos; intervenir al SEDRONAR para darle mayor impulso a la prevención; modificar el artículo 39 de la Ley 23737 para que el producto de los bienes decomisados tenga asignación más específica; creación de una fuerza de élite dedicada a desbaratar bandas delictivas que esté dotada con los más modernos recursos tecnológicos y comunicacionales; evitar la municipalización de la policía para no facilitarles a los narcos la posibilidad de subdividir la corrupción y conquistar territorios “a menor costo”; hacer operativos los pactos internacionales suscriptos sobre la materia, y trabajar intensivamente desde el Gobierno para reducir la desigualdad social.

El documento “La Argentina y la cuestión de las drogas: una propuesta para repensar el debate público” suscripto por un grupo de intelectuales y especialistas es un gran ejemplo que los dirigentes políticos deberíamos seguir. Tenemos que animarnos a imaginar e implementar soluciones conjuntas cuando la gravedad del problema lo amerita.

Share Button

Artículos relacionados

Publicado en Gerardo Milman, Margarita Stolbizer, Novedades, Omar Duclós, Virginia Linares