ENRIQUECERSE A COSTA DE IMPRUDENCIAS QUE GENERAN MUERTES TAMBIÉN ES UN DELITO


Luego del trágico accidente ocurrido en la ruta 11 y que se cobrara la vida de 5 personas, el diputado provincial y presidente del bloque del FAP Marcelo Díaz se refirió a la inexplicable demora en la ejecución de obras destinadas a cumplimentar la doble vía en ese tramo de 60 kilómetros entre Gral. Conesa y San Clemente.

Sostuvo que el Gobernador Daniel Scioli debería intimar a la concesionaria -que integran entre otros el kirchnerista Cristóbal López y Eurnekián- a que concluyan con las obras pendientes, antes que debamos lamentar nuevas víctimas. “Enriquecerse a costa de imprudencias que generar muertes, también es un delito”. Sostuvo enfáticamente Díaz.

“Más allá de cualquier imprudencia condenable, en que pudieran caer los automovilistas – afirmó el legislador -, la demora en la obra, se trata de una imprudencia que continúa sin explicación que lo pueda justificar, a pesar que se encuentra incluida en el nuevo contrato de concesión de la empresa Autovía del Mar, que se hizo cargo de la explotación y mantenimiento de la ruta 2 hasta Dolores y de la totalidad de la 11”.

Díaz señaló que “la obra prevista de acuerdo al contrato de marras, tiene un plazo de ejecución de 5 años, y en los dos que van de la nueva concesión, la noticia más cX_onmovedora es que se ha registrado un accidente fatal en el que perdieran la vida 5 personas”.

El legislador del FAP agregó que “si bien la ruta 11 en ese tramo ha sido re asfaltada, los trabajos no superaron un liviano maquillaje lejos de asegurar el seguro tránsito de dicho tramo ya que se ha procedido al alisamiento de las banquinas, con lo cual los días de lluvia éstas se convierten en una trampa mortal ante cualquier sorpresivo derramamiento”.

Para el Presidentes del bloque del FAP “es hora que el Gobierno provincial deje de favorecer alegremente a su club de amigos, y los intime a cumplir con sus compromisos pendientes, y en el caso de Eurnekián que lo haga antes de ser beneficiado con el negocio de la Autopista La Plata-Buenos Aires.

“Enriquecerse a costa de imprudencias que generar muertes, también es un delito, y no solo debe ser condenado por la ciudadanía en general, sino que se trata de una responsabilidad indelegable de las autoridades provinciales”.

Share Button

Artículos relacionados

Publicado en Marcelo Díaz, Novedades