EL MERCOSUR NO DEBERÍA SER REFUGIO PARA CORRUPTOS

Gerardo Milman
Por Gerardo Milman (Presidente del Partido GEN Prov. de Bs. As. y Director de la AFSCA por la oposición).

03/12/14 Clarín – El oficialismo intentará hoy consumar la impunidad de la Presidenta de la Nación y condicionar seriamente al futuro postulante al cargo del Frente para la Victoria. Esto será cuando la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados trate, de manera exprés, el proyecto para elegir parlamentarios del MERCOSUR. Este proyecto, ideado en la Casa Rosada desde la Secretaría Legal y Técnica e impulsado por los diputados Jorge Landau y Andrés Larroque, pretende permitirle a Cristina Fernández encabezar todas las boletas del país como candidata parlamentaria al MERCOSUR, garantizándole la misma inmunidad parlamentaria de la que goza hoy Carlos Menem.

La actual Presidenta quedaría habilitada a encabezar las listas del FPV con el país comprendido como distrito único en el mismo acto eleccionario en que se elija su sucesor. De este modo, podría digitar la mayoría de los cargos nacionales, dejar “pintado” al aspirante a la presidencia y conservar la centralidad del poder bajo su mando en caso de victoria. El dictamen en cuestión en su artículo 12 establece lo siguiente: “En todo lo que no estuviese previsto por el Protocolo Constitutivo del Mercosur o no se regulare específicamente por los organismos competentes, los parlamentarios del MERCOSUR en representación de la ciudadanía argentina, serán asimilados en el derecho interno a los diputados nacionales. Serán aplicables a su respecto, siempre que no hubiere disposición específica, las disposiciones que regulan la condición de aquéllos en cuanto a inmunidades parlamentarias, regímenes remuneratorios, laborales, previsionales y protocolares”. Resulta obvio que el cristinismo, desesperado, busca en la laguna del Protocolo Constitutivo cómo colar una cláusula (hoy inexistente) que asimile los fueros de nuestros representantes a los de nuestros diputados y senadores.

Este proyecto es la salvaguarda ideal para quienes se saben acorralados. Es la forma que encuentra el kirchnerismo de huir hacia delante. Es el perverso mecanismo por el cual se preserva a la dama de cualquier jaque judicial, consagrándola como juez y parte de la propia interna oficial, y forzando al país a plebiscitar su figura en la próxima elección.

Los incumplimientos procedimentales en los que ha incurrido el MERCOSUR con su propio protocolo han abierto una ventana por la que el oficialismo intenta colar a la Presidenta para encumbrarla. En efecto: al finalizar el 2010 todos los países miembros debían efectuar elecciones con sufragio directo, universal y secreto de los parlamentarios. A fines de 2012, a propuesta del Parlamento, el Consejo del Mercado Común debía establecer un “Día del Mercosur Ciudadano” para la elección simultánea de los parlamentarios en todos los países a través de sufragio directo, universal y secreto; y antes de finalizar la segunda etapa de transición (en 2014), debía hacerse la primera elección a través de sufragio directo, universal y secreto en el “Día del Mercosur Ciudadano”. Como ambas cláusulas no se han cumplido, los operadores del gobierno han decidido instituir el día de la elección de nuestros representantes al organismo regional, de manera unilateral, haciéndola coincidir con las elecciones presidenciales del año próximo.

Si este proyecto prospera, el país marchará irremediablemente hacia un enfrentamiento entre aquellos que pretenden sacralizar la cleptocracia y quienes pretendemos resguardar a las instituciones de quienes hacen de lo público su patrimonio privado y pretenden guarecerse más allá de la Justicia.

Share Button

Artículos relacionados

Publicado en Gerardo Milman, Margarita Stolbizer, Novedades, Omar Duclós, Virginia Linares