EL GEN del Partido de AZUL RENOVÓ AUTORIDADES Y REAFIRMÓ LA DECISIÓN DE PRESENTAR UNA OPCIÓN ELECTORAL EN LAS PRÓXIMAS LEGISLATIVAS

Éste jueves 6 de mayo se llevó a cabo un encuentro del GEN local a través de la plataforma virtual zoom atento el contexto de pandemia, mediante el cual asumieron las autoridades para el período 2021-2023, surgidas de la lista de unidad presentada oportunamente. El Lic. Gabriel Terra (ex Pte. del Consejo Escolar) es el nuevo presidente, acompañado por la Concejal Verónica Crisafulli en la vice-presidencia, y Rodrigo Santamaría Martini Tesorero, en los demás cargos directivos.
Gabriel Terra agradeció la confianza depositada en nombre de la nueva conducción y alentó la participación de los militantes y vecinos independientes que deseen sumar ideas, propuestas e inquietudes a través de los distintos Grupos de Trabajo que quedaron conformados para colaborar con la labor de los concejales Claudio Molina y Verónica Crisafulli a quienes se les reconoció especialmente la activa tarea que vienen desarrollando. Al mismo tiempo Terra celebró la incorporación de nuevos militantes que participaron del encuentro.
De la actividad también participaron el Presidente del GEN de la Provincia de Buenos Aires Marcelo Díaz, nuestros referentes en los órdenes nacional y provincial, Omar Duclós, José Luis Comparato y Sivana Arruti. Luego de un amplio análisis de la realidad local se aprobó un pronunciamiento que establece la posición del partido frente al próximo proceso electoral, que expresa lo siguiente:
“Reafirmando el compromiso asumido hace dos años cuando presentamos una opción de gobierno, lo haremos este año buscando que más voces puedan representar el interés de los vecinos y bregar por el desarrollo integral del partido de Azul. Desde entonces nada ha cambiado y por el contrario los problemas se agudizan:
– Un modelo de gestión inviable, con déficit en la prestación de servicios públicos básicos. Mientras se mantiene una planta de personal de más de 1800 empleados y más de 70 monotributistas que cumplen tareas habituales, crecen las contrataciones de trabajos a terceros; pagamos sueldos de trabajadores que no pueden hacer sus tareas por falta de equipamiento, y al mismo tiempo se abonan abultadas contrataciones a empresas privadas.
El caso más significativo es el mantenimiento de las calles de tierra. En 2019 se contrataron trabajos privados, claramente deficientes, malgastándose aproximadamente 60 millones de pesos, con los que se podría haber equipado Vialidad Municipal y aprovechar su personal. Ahora las calles están nuevamente rotas y sin máquinas para arreglarlas, ni plata para contratar. Todo ello además nos cuesta muy caro, porque mientras no se brindan estos servicios, pagamos las tasas municipales más caras de la región.
– El abordaje de la pandemia puso en evidencia la falta de diálogo institucional e intersectorial para enfrentar de manera coordinada la emergencia sanitaria, económica y social. Desde nuestro bloque, los concejales han impulsado diversas propuestas concretas, con mínimas respuestas por parte del gobierno municipal.
En materia económica, lejos de aliviar la situación de comerciantes y emprendedores se aumentó la Tasa por Inspección, Seguridad e Higiene en hasta el 50%, al mismo tiempo que no hubo gestos acordes de reducción de gastos de la estructura política, por el contrario siguen ingresando funcionarios, ya con 60 cargos aproximadamente.
– La reticencia a brindar información pública es ya una marca de la gestión, preocupante en un gobierno con cuentas pendientes en la justicia. Esta última, debe dilucidar aún la contratación de la obra de repavimentación con claras irregularidades. Recordemos que como fue denunciado por nuestros concejales en 2018 (se pagaron 6 cm de espesor de la capa asfáltica, tal como señalaba el contrato y se aplicaron entre 2,5 y 4 cm, como lo comprobó la Facultad de Ingeniería de la UNICEN).
Estos son sólo algunos ejemplos de la ineficiencia y contradicciones en la fijación de prioridades de gestión. Por eso necesitamos que la composición del Concejo Deliberante pueda incorporar las distintas miradas y ejercer un efectivo control sobre el gobierno municipal, actualmente limitado por la utilización arbitraria que el oficialismo hace de la mayoría.
Entre quienes no estamos de acuerdo con el modelo de la actual gestión municipal, ni con quienes representan al kirchnerismo local, tenemos la responsabilidad de aunar esfuerzos convencidos que el Partido Azul puede y merece mucho más, para construir entre todos una alternativa superadora”.

Share Button