EL FAP BUSCA LIDERAR LA OPOSICIÓN BONAERENSE

La Nación – Por Marcelo Veneranda

FAP

Stolbizer sumó el apoyo de la CC y espera una respuesta de la UCR.

Dedicada a ubicar al Frente Amplio Progresista (FAP) como la principal fuerza opositora en la provincia de Buenos Aires, la diputada Margarita Stolbizer aceleró en los últimos días la puesta en escena de una estrategia tripartita: abrir las fronteras de su fuerza política a la UCR, la Coalición Cívica y Proyecto Sur; responsabilizar por la crisis bonaerense a la interna entre el kirchnerismo y el sciolismo, y apurar al intendente de Tigre, Sergio Massa, y al diputado Francisco de Narváez para que revelen dónde están parados.

La suerte del primer objetivo comenzará a resolverse este sábado, en Olavarría, cuando el congreso provincial de la UCR defina la estrategia electoral del radicalismo para las elecciones de octubre. Y tendrá un segundo round el sábado siguiente, cuando haga lo propio la Coalición Cívica (CC) bonaerense.

En este último caso, el acuerdo es inminente. Stolbizer se encargó de negociar la inclusión de la CC el jueves pasado, durante una reunión con los diputados provinciales Walter Martello y Oscar Negrelli. “Está prácticamente todo listo para que el congreso partidario lo ratifique el 9 de marzo”, indicó a La Nación Martello, jefe del bloque de la CC.

El escenario se torna más complicado frente a la UCR, porque si bien fue positiva la experiencia del Acuerdo Cívico y Social en las elecciones legislativas de 2009, las internas actuales del radicalismo generan dudas en el FAP. En particular, la intención de un sector de la UCR, vinculado al intendente de San Isidro, Gustavo Posse, de acercarse al macrismo.

Por ese motivo, la líder del GEN se apuró en enviar un mensaje a los congresales radicales que se reunirán este sábado: “Nuestros acuerdos se harán sobre bases programáticas con los partidos”.

La traducción de esa frase corrió por cuenta de Marcelo Díaz, jefe del bloque de diputados bonaerenses del FAP: “No queremos que un sector de la UCR nos use para imponerse en su congreso. Para llegar a un acuerdo, que primero resuelvan su interna y digan como partido que quieren acordar con el FAP”, indicó a La Nación.

Tanto a la CC como a la UCR y Proyecto Sur, que conduce Fernando “Pino” Solanas, el FAP les ofrece integrar una mesa para resolver el armado de las listas y, si eso no se consigue, definir la disputa en las primarias abiertas y obligatorias.

Mientras avanza en esos acuerdos, Stolbizer dedicó sus últimas apariciones a responsabilizar de la crisis financiera que atraviesa la provincia a la interna entre la Casa Rosada y el gobernador Daniel Scioli. “La provincia está en manos de dos irresponsables. El Gobierno, que practica la asfixia y el clientelismo institucional, y Scioli, que no se anima a decir si es opositor u oficialista”, dijo a La Nación.

“La provincia necesita recursos, pero la solución no pasa por dárselos a la gestión desastrosa de Scioli, porque parte del problema es adónde van los recursos que recibe el gobernador”, insistió, al plantearle una exigencia más al mandatario, frente al discurso que dará este viernes en la apertura de sesiones legislativas: “Exigimos definiciones, que no vuelva con el cuento de la Isla de la Fantasía”.

Así como pretende que el gobernador blanquee su interna con la Casa Rosada, Stolbizer espera conseguir lo mismo con Massa y De Narváez. “A ver cuándo Sergio Massa sale de la ambigüedad y se puede saber si acumula para el oficialismo o la oposición. ¡Hay que sincerar!”, escribió en Twitter.

Sobre De Narváez, que cada día se muestra más cercano al gobernador, se encargó Díaz: “Le quedan más carteles que diputados”, ironizó, por la huida de sus legisladores hacia las filas de Massa.

Share Button
Publicado en Novedades

Deja una respuesta