CONDENAN A MUNICIPALIDAD DE LINCOLN A BRINDAR INFORMACIÓN PÚBLICA

Concejales del interbloque FAP-UCR demandaron al municipio por no cumplir con varios pedidos de informes, muchos de ellos vinculados con los gastos municipales. En fallos de primera y segunda instancia la Justicia obligó a la Municipalidad a brindar la información.

CONDENAN A MUNICIPALIDAD DE LINCOLN A BRINDAR INFORMACIÓN PÚBLICA

Concejales del interbloque FAP-UCR demandaron al municipio por no cumplir con varios pedidos de informes, muchos de ellos vinculados con los gastos municipales. En fallos de primera y segunda instancia la Justicia obligó a la Municipalidad a brindar la información.

Los concejales del interbloque FAP-UCR Patricia Galinelli, Vanesa Zuccari, Salvador Serenal, Raúl Porta y Diego Ramos fueron a la Justicia a reclamar la información que la Municipalidad de Lincoln les niega “sistemáticamente”.

Según explicó la concejal del Partido GEN, Patricia Galinelli, “sufrimos una negativa persistente a la entrega de información pública. Esta situación no es nueva lo venimos padeciendo hace 10 años y esta es la décima vez que vamos a la Justicia para que el Ejecutivo municipal cumpla con su deber”.

Para la edil, “lo insólito de esta situación es que se trata de información que no requiere producción y que ya tiene registrada el municipio. Nuestros pedidos son sobre gastos del municipio, cantidad de empleados, reasignación de partidas, costos de espectáculos durante el carnaval, entrega de subsidios etc.”, explicó.

Según Galinelli “para ejercer el rol de concejales nosotros necesitamos esa información que es imprescindible para aprobar o desaprobar una rendición de cuentas o un presupuesto que son dos instancias fundamentales en la labor legislativa. No tenemos esa información porque el intendente sistemáticamente nos la niega y los más grave es que lo que requerimos es información pública acerca de cómo maneja el municipio los fondos públicos”.

Hasta ahora el municipio ha negado en la información sobre la base de 2 argumentos: en primer lugar que los concejales no tienen representatividad y en segundo lugar que la ordenanza de acceso a la información pública (1553/2, aprobada en 2004) no estaba vigente, pese a que estuvo colgada mucho tiempo en la Página Web del municipio. La Justicia desestimó en dos oportunidades estos argumentos.

Por esta razón, los concejales creen que el Municipio de Lincoln podría recurrir a los Suprema Corte bonaerense para apelar el fallo, pero para la concejal “sería un escándalo ir a esta instancia para pedir que se niegue información básica, pública y obligatoria a los concejales ¿cómo lo va a justificar el intendentes?”, concluyó Galinelli.

Share Button