Un día histórico en la Argentina

Vero ¿cómo viviste la jornada del 8 de agosto y los meses desde que se habilitó el debate?

Ciertamente el 8/8/18 quedará en la historia y en la memoria colectiva, por muchas razones y no sólo porque una postura, en este caso el No aprobar el aborto legal, seguro y gratuito; haya prevalecido sobre la opuesta, en el Congreso de la Nación.

Creo que lo más importante del desarrollo de este período, es que este debate habilitado por el Presidente Mauricio Macri, acerca de no criminalizar más a la mujer que por diversas razones ha decidido realizarse un aborto, comenzó en las organizaciones que hace muchísimo tiempo bregamos por esta norma, pero rápidamente tomó toda la sociedad, viéndose por primera vez que las que propiciábamos esta Ley, no éramos ni tan pocas, ni sólo un grupete de “loquitas” a las que no hay que darle importancia, y sí mostró una carencia en la organización de nuestra sociedad, que demanda políticas públicas que atiendan a esta problemática que afecta a muchísimas mujeres.

Este debate mostró cuántas aristas no consideradas por la mayoría de la sociedad, calaron profundamente en todos los estamentos sociales, atravesando todas las clases sociales y todas las edades, que de pronto despertó con la posibilidad concreta de decir lo que piensa y siente.

Este debate no sólo ha permitido la posibilidad de expresarse de una mayoría acallada sistemáticamente, también nos ha permitido “ver” cuántas personas que no querían tocar este tema en distintos ámbitos, que callaban y nos hacían callar cuando queríamos desarrollarlo, que hoy se mostraron descarnada y virulentamente en contra, bienvenido sea este debate!!! Por fin sabemos quién es quién en este tema y nos permite dialogar con otro/a y no monologar.

Mucho se ha recalcado sobre las penurias de las mujeres de bajos recursos económicos, que son las más vulnerables a perder la vida ante una práctica que está condenada legalmente, pero que no por eso no lo realiza. Pero hay que también observar y actuar en consecuencia, que las mujeres que pueden realizárselo en una clínica o sanatorios privados, también son tratadas cómo criminales, a pesar de pagar por ello, porque este destrato se lo habilita la Ley.

Ese daño que por muchísimas décadas ha sido objeto tantas mujeres, no sólo en nuestro país, sino también en todo el mundo, muestra claramente la necesidad de una reformulación cultural.

Mucho me sorprendió que en este debate, los mismos sectores que cuando fue presentado en el Congreso Pedagógico Nacional, en el período del Presidente Raúl Alfonsín, que planteaba la Educación Sexual en las escuelas, se opusieron tenazmente, porque entre otras consideraciones decían que se les “despertaba el deseo antes de tiempo”, y hoy para oponerse a la Ley de Legalización del aborto seguro y gratuito, piden a gritos la educación sexual en las escuelas. Es para pensar, la estrategia es distraer y cambiar el foco del debate, para no ponernos de acuerdo en lo fundamental.

Así que está bueno poder “mirar” que el poder de las iglesias, no como poder espiritual, sino como poder político, aún muestran descarnadamente sus tácticas y estrategias que una vez más les han dado resultado.

Este debate hoy nos “exige” una importante cuota de responsabilidad civil, a los que están a favor, como a los que están en contra, para que este tema tan sensible a las mujeres, no sea un objeto de profundización de brechas, y sí el campo donde se pueden explorar y practicar nuevas tácticas y estrategias, que sean elaboradas por mujeres y no por varones que se creen con la autoridad y discernimiento para seguir manejando el cuerpo de las mujeres.

Durante estos meses hemos visto y oído de Todo, incluso cosas increíbles para personas que transitan este tiempo plagado hasta el hartazgo de información, tratando de estúpidas a personas que sólo buscan evolucionar en su rol en la sociedad, cómo que los profilácticos no sirven para nada, ni hablar de las personas o personajes mejor dicho q vieron su oportunidad para mostrarse, dando un triste papel cómo representantes del género.

Pero en general, creo que con algunas deshonrosas excepciones, el debate se desarrolló con bastante ecuanimidad y altura, ya que en diputados especialmente se les dio mucho espacio y las personas pudieron informarse e informar, e incluso me animaría a decir que “formarse en la temática” por que se profundizó, y desde varios puntos de vista, lo cuál es enriquecedor para la sociedad toda.

¿Qué es lo que más te conmueve en este momento histórico?

Lo que más me conmueve es ver tanta gente joven, que aún con cierta desinformación, se mueve para capacitarse y debatir con real conocimiento de la temática. Y estar todas juntas, mujeres de distintas edades, de distintos partidos políticos, de distintas clases sociales, con distintas formas de expresarse, moviéndose cómo una ola que maneja una energía increíble.

Hago un apartado para referirme a los grupetes mínimos que con sus desmanes, sólo echan tierra encima al largo camino transitado, por nosotras las que llevamos muchos años en esto y en el camino de nuestras ancestras, y les diría, ojo Mujeres! El pañuelo no se ensucia con sandeces!!, porque cada actitud de esas nos atrasa muchísimo, y lo concreto es que nos costó mucho llegar a este punto, para permitirnos retrocesos sólo por un momento de figuración de algunas, ya que esas actitudes también espantó a muchas mujeres.

A mi personalmente que hace más de 50 años que estoy en esta lucha, lo veo con mucha alegría, a pesar del resultado de la votación, observo que la masa crítica que se necesita para producir los cambios sociales y culturales que deseamos, estamos muy cerca de lograrlo!!! Así que a no desmayar y seguir perfeccionándose en tácticas y estrategias para lograr nuestros objetivos, observando claramente cuáles son los manejos especialmente de las iglesias y los sectores retrógrados para obturar este movimiento que debemos darle un ritmo, sin prisa, pero sin pausa; el futuro es nuestro!

Hoy, se impone la transformación de esta realidad, existe una deuda histórica con las mujeres, una Ley sancionada en 1921!!!, que sanciona con una pena de hasta 4 años de prisión a la mujer que aborta, y a pesar de este castigo, las mujeres siguen abortando, ¿no se impone que debatamos seriamente y no a la luz de creencias religiosas, el porqué de esta realidad que nos golpea??

Pero es más fácil estigmatizar, si lo sabemos las mujeres que desde Adán y Eva hasta ahora, sin olvidarnos de la estigmatizada Lilith, pasando por las millones de mujeres quemadas en la hoguera, simplemente por ser sanadoras con plantas, parteras, conocedoras de sabiduría, que la farmacopea de hoy no hace más

que ratificar los conocimientos que ellas poseían. Hoy las estigmatizaciones tienen modales más finos, las leyes, pero no por ello menos mortíferos hacia las mujeres.

Los Abortos se realizan y se seguirán realizando, con ley o sin ley, la criminalización de las mujeres, también.

Una senadora dijo con buena observación de la realidad, “las mujeres están casi siempre solas, el varón abortó antes, desapareciendo de la escena”. Por eso este es un tema de mujeres, que deben acompañar los varones, que es la que debe decidir y hacerse cargo de esa decisión. Aún cuando la decisión de la realización del aborto, es de la pareja varón-mujer, la penalización es Sólo sobre el cuerpo de la mujer!

En este debate, no se impuso el sentido común y la necesidad, se impuso las creencias y aprietes religiosos, por sobre la voluntad democrática de las personas involucradas, las mujeres. LA LEY NO OBLIGA, LA CRIMINALIZACIÓN, SI! Obliga a la vergüenza, a esconderse, a automaltratarse, a transitar esa difícil y tremenda decisión y ese período, en la peor oscuridad y con mucha “culpa”.

Y siento que una vez más que lo que se castiga, no sólo es la realización del aborto, también se castiga el derecho al placer de la mujer, sin considerar que en ese placer estuvo involucrado también un varón, para q ese embrión se produjera.

Y este castigo bíblico sobre el cuerpo de las mujeres, se repite hasta el cansancio durante siglos y prácticamente internalizado por las mujeres cómo válido, siendo víctimas y también victimarias de sus congéneres, reproduciendo este modelo Patriarcal y machista, que sigue pisoteando a las mujeres, negándoles la libertad de decidir, y lo que es peor, sin siquiera ser escuchadas o entendidas, en el transcurrir de tantos siglos y tantas transformaciones mundiales, que reformularon las vidas de los varones, y que amerita también reformular estos modos arcaicos y retrógrados hacia las mujeres.

¿Qué le dirías a los chicos y las chicas de hoy para que se aferren a la democracia?

Fundamentalmente que la democracia es perfectible, en tanto y cuánto se perfeccionen los ciudadanos que la integran, que somos todos y todas, incluidos ellos y ellas, que si bien es cierto el panorama de corrupción que se observa, los puede desanimar y descreer del sistema, hasta hoy; es el único que funciona, y que debemos hacer que funcione mejor, y que para eso hay que capacitarse y tener la firme decisión de no claudicar en los principios, rescatar valores que hemos ido devaluando como sociedad, como la honestidad, la responsabilidad por la tarea pública, y la seriedad para encarar Políticas Públicas comunes, que nos transformen en una sociedad más creíble y estable, esta es una tarea de toda la ciudadanía, y ellos/as son el motor de este cambio.

¿Qué opinás del rol de la Justicia, que se observa como el costado más viciado de este sistema republicano?

Distintos sondeos de opinión demuestran que la sociedad los ve cómo bien decís, cómo el lugar más viciado, y creo que fundamentalmente es porque en la Justicia donde nos respaldamos cómo ciudadanos/as como elemento equilibrador, y hoy sentimos que cuando las cosas que ocurren en la sociedad llegan a la Justicia, ese respaldo no existe, porque están más preocupados por cuestiones internas o económicas, y a mi humilde opinión, nunca cómo hoy la Justicia estuvo tan metida en la política y la política tan metida en la Justicia, son poderes independientes y así deberían tratar de manejarse, lo contrario nos lleva a una justicia dependiente, no sólo del poder de turno, sino más deplorable aún, de la corrupción imperante lo que hace muy difícil creer que la Justicia vaya a ser justa.

Seguramente escuchaste el debate en diputados y senadores, seguramente te emocionaste y te enojaste con algunos discursos, ¿qué le dirías a los diputados y senadores que votaron en contra de la Legalización?

Creo que lo que expuse anteriormente, muestra bastante de mis momentos de alegrías y enojos.

Alegría al ver varones con mucho convencimiento defender esta ley, incluso algunos que no estaban de acuerdo, pero que veían la necesidad de legislar y cubrir este espacio vacío y lleno de oscuridad. Alegrías al ver mujeres de distintos partidos políticos cerrar filas por las necesidades de las mujeres por encima de sus diferencias, esto muestra una señal de madurez, las felicito por ello!

Tristeza sumada al enojo, al ver que muchos/as votaban en contra, no por tener argumentación que así lo avalara, sino porque las iglesias se lo imponían, esto demuestra poco discernimiento propio, y poco señorío para hacer valer su misión de legislar, de acuerdo a las necesidades de la ciudadanía, claudicando a una presión que lejos de ser un poder espiritual, es un poder material, para tener por siempre a un sector de la sociedad, las mujeres, subyugadas y subsumidas por siglos

Hoy escuchamos decir que más de la mitad de la ciudadanía están con estos últimos, quisiera hacer una pequeña reflexión, si es así, porque hay tantos miles de chicos y chicas sin hogar, en hogares o en situación de calle? ya deberían haber sido adoptados por cada uno que piensa que está bien esta votación , no?

Lo que más lamento es que la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, no haya habilitado este debate durante los años de su presidencia o la de su esposo, ya que tenían mayoría absoluta en ambas cámaras, qué distinto hubiera sido la resultante, no?

¿Cuál es tu sueño cómo militante feminista?

Mi sueño es ver que las mujeres podamos construir espacios sólo de mujeres, para la reflexión acerca de nuestra condición de Mujeres, reflexión por encima de las diferencias de los partidos políticos que reproducen el modelo Patriarcal, por encima de las diferencias que son incitadas e impulsadas por varones, por encima de los mandatos familiares, sociales y culturales de cuál es el rol que debemos cumplir y reproducir en nuestras hijas e hijos, y que esta reflexión nos lleve a la práctica de nuestras conclusiones, hermanadas por nuestra condición de mujeres, que cuando una trabaja desde el corazón con la otra mujer, vé más coincidencias que disidencias.

Nadie dice que sostener esta dinámica sea fácil, ni simple; pero las mujeres no nos achicamos cuando se nos presentan desafíos!!, tenemos que “darnos cuenta” que lo que nos desune muchas veces viene de afuera y le damos más poder que el que tiene, y actuar en consecuencia, cuidándonos primero a nosotras mismas y luego a la que tenemos al lado, que también se “ha dado cuenta”.

Porque sólo las mujeres unidas, (y no en contra del varón, sino junto con él complementándonos en la diferencias), podremos realizar los cambios sociales y culturales que nos coloquen en la situación de paridad que deseamos y necesitamos, y que no sólo van a mejorar la condición de la mujer, sino también la del varón y por ende la sociedad toda.

fuente NOTICIAS NET

Share Button
Publicado en: xNovedades

Fatal error: Call to undefined function wp_related_posts() in /home/ee000027/public_html/wp-content/themes/gen2015/single_default.php on line 86