POSIBLE CIERRE DE LA OBRA DEL PADRE CAJADE

Juan Cocino

Купить закладки гашиш в Ангарске El diputado provincial por el FAP – GEN, Juan Cocino, quiere saber, a través de los organismos que corresponden, las causas por las cuales la Obra de Padre Cajade, que desde hace 30 años realiza un trabajo dedicado a resguardar y garantizar los derechos de niños y adolescentes, por incumplimientos del Estado, hoy estaría a punto de cerrar sus puertas.

En los fundamentos de su iniciativa parlamentaria, el legislador platense advirtió que “estos centros ubicados en las afueras de La Plata y por el que han pasado miles de jóvenes, atienden diariamente a 250 niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad, pero en el corriente año no abrieron sus puertas a raíz de una deuda que el Estado provincial mantiene con las organizaciones que se ocupan de la protección integral de la niñez”.

“Se adeuda también – añadió Cocino – el pago de cuatro meses de “becas” que por otra parte, hace rato se han tornado insuficientes para afrontar el trabajo cotidiano: el monto permanece inalterado desde el año 2009, completamente despreciado por la inflación de precios de los últimos 5 años”.

“Este verano la obra del padre Cajade llegó a una situación límite – sentenció el legislador del FAP -, todavía no pudieron pagarse los sueldos de cocineras y educadores –magros ingresos que rondan los 850 pesos – con lo cual no quedó otra alternativa que cerrar las casas de día que permanecerán así hasta que el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires pague el monto adeudado”.

“La deuda actual – informó -, es de 388.800 pesos, que corresponden a las tres casitas que trabajan con niños y bebes. Si no se abona lo adeudado para el primero de marzo cuando inicia un nuevo bimestre, la deuda ascenderá a 583.200 pesos, ya que los montos del programa de unidades de desarrollo infantil (UDI) deben abonarse por anticipado , si bien hace años el gobierno provincial ha naturalizado el pago a bimestre vencido” .

“El nuevo titular de la cartera de Desarrollo Social, el Ministro Eduardo Aparicio, se comprometió a liquidar la mitad de la deuda el lunes 17 de febrero, sin cumplir y en una última comunicación con el presidente de la obra, desde el ministerio volvieron a prometer el pago para la última semana de febrero y tampoco se ha registrado”.

“Esta situación reviste mucha gravedad – advirtió Cocino -ya que al permanecer las casitas de la obra cerradas existen 250 niños y adolescentes que no recién comida ni tienen su espacio habitual de recreación, familias que no tienen donde dejar a sus hijos ni reciben asistencia jurídica , psicológica y odontológica, además de la situación de los trabajadores que se desempeñaban en condiciones precarias y ya ni siquiera pueden percibir el mínimo sueldo con el que contaban hasta diciembre de 2013, mientras sufren la angustia de no poder desarrollar un trabajo por el que dejan la vida”.

“La situación crítica por la que atraviesa el sistema de protección de la niñez es causada por un vaciamiento presupuestario, y las organizaciones en las que el Estado delega esa función primordial ya no tienen más recursos para cumplir con las obligaciones alimentarias, sanitarias educativas y recreativas de los niños de los barrios de la ciudad.

Es por ello – finalizó Cocino – es que requerimos de las autoridades pertinentes precisiones sobre las causas que están llevando al cierre a esta magnífica obra, legado del admirable padre Cajade, y a otras iniciativas similares que atraviesan por la misma situación de apremios económicos”.

Share Button

Artículos relacionados

Publicado en: Juan Cocino