“LAS RUTAS DE LA PROVINCIA SON MUY PELIGROSAS, Y EN LA ULTIMA DECADA NO SE HIZO NADA”

leosantiagoLo aseguró el legislador Jorge Santiago (GEN-PROGRESISTAS) al presentar una iniciativa para que se repare “en forma inmediata” la Ruta 11, en el trayecto que une a la Capital bonaerense con Magdalena.

El proyecto de Declaración que presentó recientemente el Diputado Santiago tiene por objetivo “reducir la tasa de siniestralidad en el territorio bonaerense, mediante la promoción, coordinación, control y seguimiento de las políticas de seguridad vial”.

En cuanto a la ruta Provincial Nº 11 el legislador, que también ocupa la Vicepresidencia II de la Cámara baja, señala: “Es de fundamental importancia para los habitantes de la región ya que es la única ruta asfaltada que conecta a las localidades de La Plata y Magdalena, y el deterioro de la capa asfáltica se ha profundizado con el paso del tiempo; es notable la existencia de pozos de grandes dimensiones, la falta de señalización, como así también el mal estado de las banquinas”.

El Diputado oriundo de la ciudad de Rojas, para quien el tema “rutas” es prioritario en la elaboración de proyectos legislativos, recuerda que el citado itinerario de la 11 “es transitada diariamente por cientos de niños y jóvenes que cursan estudios en La Plata”; y ante lo cual expresa: “Corren peligro de vida, y por ello el gobierno debería plantearse como prioridad reforzar los mecanismos de coordinación entre los diferentes entes estatales nacionales, provinciales, municipales o privados, a fin de garantizar la libre y normal circulación sin tener que lamentar la pérdida de vidas humanas y cuantitativos daños materiales”.

Como dato estadístico desalentador, el Diputado resalta que en la provincia de Buenos Aires “la Dirección de Vialidad está siendo desmantelada: en 2012 tenía una planta de personal que superaba los 1700 agentes, y hoy solo posee algo más de 1200”.

En otro párrafo el legislador, que integra el espacio que a nivel nacional lidera Margarita Stolbizer, hace hincapié en que “las rutas que atraviesan la Provincia revisten grandes falencias y han generado innumerables accidentes. De hecho, las estadísticas presentadas por la Asociación Civil Luchemos por la Vida certifican que durante 2012 hubo 2354 muertes en accidentes de tránsito en la provincia de Buenos Aires, y 7485 en el país. Estadísticas que han ido aumentando con el transcurrir de los años”.

En la iniciativa también se expresa que el deterioro de las rutas ha ido en paralelo a la desarticulación del sistema ferroviario, ya que solo se transporta el 10 % de las cargas totales a través de trenes, lo cual hace que “el transporte de carga y de pasajeros se concentra cada vez más sobre las rutas. Si a esto se le suma la falta de inversiones viales por parte de los gobiernos nacionales y provinciales, transitar por las autovías argentinas se vuelve todo un riesgo”.

Santiago aporta un dato paradigmático: “En el año 2003 se utilizaron 26,000 toneladas de asfalto para arreglar 2300 km de ruta, mientras que en el año 2012 se utilizaron 27,000 toneladas para arreglar 5100 km de ruta: o sea que para arreglar 1 km de ruta se gasta menos de la mitad de asfalto necesario, y no es porque las rutas se rompan menos”.

Se sabe que la superficie cultivada en la Provincia de Buenos Aires paso de 9 millones de hectáreas a 12, que el número de camiones que circulan las rutas de nuestra provincia orilla los 400.000, y que además el parque automotor de la República Argentina creció hasta llegar a casi 10 millones de vehículos. “Dado que las rutas fueron diseñadas para ser usadas hace 40 años -afirma contundentemente Santiago-, vemos como hoy colapsan desgranándose a cada paso”.

El proyecto apoya otro fundamento en que “desde el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi) advirtieron que uno de los principales inconvenientes se generan con el tránsito de maquinaria agrícola, principalmente a partir de diciembre cuando empiezan los meses de la cosecha; ante lo cual las rutas que atraviesan la Provincia son las de mayor índice de peligrosidad, y en los últimos 10 años no se hizo nada”.

Finalmente, Santiago precisa que la Dirección de Vialidad tiene sus orígenes en el año 1821, durante el gobierno de Martín Rodríguez y cuando se la llamó Departamentos de Ingenieros y Arquitectos, que en 1910 cambia por el de Dirección General de Caminos; en 1936 se la llamó como la conocemos hoy y está encargada de atender una red vial de más de 36.000 km de caminos primarios, secundarios y terciarios, de los cuales 10.700 son asfaltados y el resto de tierra. “En 1936 -concluye el proyecto- Vialidad tenía una participación de 6,4 % del presupuesto de la Provincia de Buenos Aires y hoy no llega al 1,5 %; está dividida en doce Departamentos que agonizan y fueron vaciados de maquinarias y posibilidades de adquirir materia prima a gran escala para arreglar nuestras rutas”.

Share Button

Artículos relacionados

Publicado en: Marcelo Díaz, xNovedades