Impulsan creación de “fondo fiduciario ciego” para evitar conflictos de intereses en funcionarios


El Diputado Nacional Gerardo Milman (GEN-FAP) presentó un proyecto de “Fideicomiso Ciego” mediante el cual los funcionarios de alto nivel se verán obligados a ceder  la administración total de sus bienes, acciones e intereses en forma ‘ciega’ a un tercero independiente mientras dure su gestión, evitando así los posibles conflictos de intereses y las sospechas sobre el incremento patrimonial de los funcionarios.

Esta institución, que tiene antecedentes en Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, España y Chile, pretende separar de manera concreta el ámbito de la gestión y la administración pública de la esfera de los negocios privados estableciendo una barrera de incompatibilidad entre el ejercicio de la función pública y la realización de actividades privadas que podrían llegar a plantear conflictos de interés.
 
“En nuestro país no existe disposición alguna que obligue al presidente o funcionario público a abandonar la administración de su patrimonio, sólo se nos obliga a presentar anualmente declaración jurada de bienes”, explicó Milman, autor del proyecto, al tiempo que agregó que “en 2009 se llegó a afirmar, con motivo de la discusión de la ya famosa Resolución 125, que hubo un Senador de la Nación cuyos intereses molineros-aceiteros incidieron de forma directa sobre su conducta a la hora de votar en el recinto”
 
“En 2008 el ex presidente Néstor Kirchner admitió haber comprado 2.000.000 de dólares que destinó a la adquisición del paquete accionario de Hotesur S.A., empresa propietaria del Hotel Alto Calafate; si a estos dos sencillos ejemplos le agregamos el inexplicable crecimiento de la fortuna de la señora presidenta de la República, de su Vicepresidente y de buena parte de sus ministros, llegaremos a la conclusión que es menester legislar para impedir enriquecimientos sospechosos que, seguramente, tienen que ver con el tráfico de influencias o el manejo de información sensible de naturaleza privilegiada.”
 
El proyecto de ley presentado el día de hoy estipula que el Fideicomiso Ciego consistirá en un arreglo legal a través del cual un agente (en este caso el funcionario electo o designado) transfiere en forma temporal la administración total de sus activos, negocios y acciones (exceptuando los bienes destinados a residencia o consumo) a un tercero independiente o “fiduciario” que posee total autonomía, independencia y discreción para gestionar tales activos, sin informar ni consultar al fiduciario u otras partes interesadas de sus gestiones ni de los cambios en la composición de la cartera de activos dejada a su administración.
 
Una vez constituido el fondo fiduciario y mientras éste se mantenga vigente, queda prohibido a la autoridad que lo confirió tener conocimiento del destino de sus negocios. En consecuencia, debe abstenerse de ejecutar cualquier tipo de acción, directa o indirecta, dirigida a establecer algún tipo de comunicación con el mandatario destinada a instruirlo sobre la forma de administrar el patrimonio o una parte del mismo.
 
“Para cortar con toda sombra de sospecha sobre los cambios patrimoniales de los funcionarios, la ley que proponemos estipula que de configurarse un conflicto serio entre el interés económico privado de un funcionario público y el desempeño de sus funciones oficiales, éste deberá tomar medidas para enajenar sus bienes e intereses, o bien transferirlos a una administración independiente y autónoma, u adoptar cualquier otra medida que permita remover efectivamente el conflicto de intereses.”, argumentó el Diputado.
 
Milman recalcó también que “Apuntamos a acentuar la transparencia en la función pública. Ser un funcionario público debería considerarse un honor y una tarea donde la entrega y la abnegación no dejen lugar a la especulación y la búsqueda del rédito económico. La invención, planificación y ejecución de políticas por parte de los funcionarios jamás debería ser utilizada para favorecer sus propios intereses ya que esto significaría emplear en beneficio propio (o de terceros allegados) información privilegiada”
 
“Este proyecto evitará en el futuro las sospechas que recaen hoy sobre los incrementos patrimoniales de varios funcionarios del poder ejecutivo”, concluyó Milman.

Share Button

Artículos relacionados

Publicado en Gerardo Milman, Novedades