El FAP recorre el país para ofrecer una alternativa a las demandas de la gente

09/11/12

El presidente del Partido Socialista, Hermes Binner, sostuvo que “estamos en un tiempo de cambios importantes en nuestro país” y remarcó que el Frente Amplio Progresista (FAP) está recorriendo el país y trabajando para dar respuesta “a las demandas de la gente”.

Binner encabezó un nuevo un nuevo Encuentro Regional FAP en la ciudad de Bahía Blanca, junto al senador nacional Jaime Linares y los diputados Víctor De Gennaro, Alicia Ciciliani y Virginia Linares.

“La gente ve que no se cumplen sus derechos, pero no baja los brazos y cree que estamos a tiempo de cambiar. La extraordinaria marcha de ayer habla del crecimiento de la conciencia de la gente”, sostuvo Binner en el acto realizado en un colmado auditorio de la Universidad Nacional de Sur (UNS), y agregó: “Estamos en tiempo de cambios: hay un gobierno que va cumplir 12 años de mandato, que ha demostrado sus fortalezas y debilidades, pero también la democracia es renovación, es pensar en nuevas alternativas, es pensar que hay otras respuestas para los problemas no resueltos de los argentinos”.

El ex candidato presidencial precisó que “es necesario escuchar a la gente que tiene demandas concretas como la inseguridad y la inflación” y afirmó que “en el FAP estamos trabajando en ese sentido, recorriendo el país, conversando con la gente para construir junto las políticas necesarias para resolverlas”. Pero aclaró que en las protestas “también hay reclamos por valores, como no robar en la función pública y el respeto a la Constitución y las leyes, y es aquí donde podemos dar testimonio desde FAP, que donde ha tenido y tiene responsabilidades de gobierno (como en Rosario y Santa Fe), no hay una sola denuncia de corrupción ni nadie intentó modificar la Constitución para perpetuarse en el poder. Creemos que la renovación y la alternancia son necesarias para construir una mejor Argentina”.

Binner adelantó que el próximo 24 de noviembre se presentarán las 20 Ideas Estratégicas para los próximos 20 años. “Es el ejercicio de traer al presente el porvenir. Es pensar el futuro que queremos para nuestros hijos y nuestros nietos. Es la posibilidad de construir juntos un país normal que nos integre, en celeste y blanco, sin divisiones y con los derechos garantizados”.

Por su parte, el senador nacional del GEN, Jaime Linares afirmó que el cacerolazo fue “un fuerte mensaje de la ciudadanía para el Gobierno Nacional, del que también debemos aprender desde la oposición y escuchar las demandas para construir una alternativa coherente. Muchos argentinos expresaron su cansancio y voluntad de cambio para terminar con el “modelo” y el falso relato”.

“La agenda de reclamos de la ciudadanía, es la misma que tenemos desde la oposición y tampoco somos escuchados porque no dan lugar al diálogo y al consenso, sino a la confrontación e imposición de ideas”, agregó el legislador.

“Si la Presidenta no quiere interpretar el mensaje y no corrige y atiende los reclamos del pueblo, seguramente la gente encontrará en las distintas alternativas de oposición la forma de castigar al Gobierno Nacional en las urnas en las próximas elecciones legislativas”, finalizó Linares.

Share Button
Publicado en: Bahia Blanca