ACERCA DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGIA EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

jcocinobanca
La Provincia de Buenos Aires tiene un deber permanente, una obligación, de ser la vanguardia en muchos aspectos de la vida nacional y la ciencia y la tecnología son uno de ellos.

Por Dip Juan Cocino (GEN)

Ese deber surge por ser la provincia más rica, por ser la provincia más poblada pero también por ser la provincia con mayor cantidad de personas con necesidades básicas insatisfechas, con mayores contrastes, donde miles de jóvenes ni trabajan ni estudian.

Y con respecto a la Ciencia y la Tecnología en particular, porque tiene una rica y prolifera historia en la que la Comisión de Investigaciones Científicas tiene páginas destacadas y porque posee numerosas Universidades y centros de formación académicos estatales y privados.

Creemos por lo tanto, que la política en Ciencias y Tecnología debe ser una de los pilares de la recuperación provincial y nacional y ese propósito debe reflejarse necesariamente en el presupuesto que a esas áreas del conocimiento se les asigne. Nuestra primer tarea entonces será la de coordinar los esfuerzos legislativos para que la CIC y algunos otros organismos provinciales como los colegios secundarios y terciarios de índole técnica o de investigación mejoren sus posibilidades de inversión.

Decimos inversión porque creemos que todo presupuesto dedicado al desarrollo de la ciencias y la tecnología es sí una inversión a futuro, una inversión que devengará ganancias con creces.

Respecto a los ejes, sin menoscabo de otros creemos que la Provincia debe apuntar o elevar la puntería respecto al desarrollo de

· Agro productos con elevado valor agregado.

· Fuentes alternativas de energía (limpias, sostenibles, económicas) y las técnicas que posibiliten su uso racional

· Sustitución de importaciones farmacéuticas y químicas.

· Software y tecnología de las comunicaciones (fibra óptica, satélites etc.)

· Políticas que permitan un óptimo aprovechamiento del litoral marítimo.

Para ello hace falta activar los mecanismos de interacción entre los organismos que consideramos pilares

· El Estado Provincial, con su planificación y presupuesto.

· La CIC como generadora de proyectos y coordinadora de los aportes de las universidades.

· La banca pública y privada como agentes de créditos.

· La comunidad en sus diferentes formas de organización

Visión federalista:

Creemos que la Ciencia y la Tecnología si bien hace muchos años que ha dejado de estar exclusivamente en los claustros para involucrarse en los problemas de coyuntura de la sociedad, aún no se ha logrado una visión auténticamente democrática y federal; Y en Una provincia con las dimensiones de la nuestra y con las características tan disímiles de sus regiones es imprescindible que posea una impronta democrática y federal y una visón armónica y complementaria del conjunto.

Cuando hablamos de fuentes alternativas, aún a riesgo de ser muy poco originales, lo decimos porque esta provincia necesita mucha energía y aún en el caso que la energía que proviene de fuentes convencionales como el petróleo fuera abundante y barata, que no lo es, la situación ambiental a corto plazo hace impostergable su reemplazo. Efluentes contaminados descargan en nuestros ríos, costas y se acumulan en las napas, las ciudades son cada vez más irrespirables, la contaminación sonora está muy vinculada al tipo de energía y el calentamiento global ya ha dejado de ser un mito para convertirse en una realidad omnipresente por lo que debemos dar una batalla seria y eficaz por el medioambiente desde ahora mismo y en la agenda de la Provincia y de la CIC en particular debe ser una prioridad.

En este aspecto creemos que todo esfuerzo, por mínimo que sea, vale la pena, desde un termotanque o calefactor solar en una escuela hasta una fábrica de baterías de litio y el desarrollo de móviles eléctricos; desde una pequeña planta de osmosis inversa para purificar aguas o un digestor de biogás hasta un parque eólico o una fábrica de pinturas para paneles solares.

Los agro productos para poner en góndola y aún más, los tipificados como orgánicos, deben ser el objetivo de una provincia eminentemente agro productora y es la ciencia y la tecnología las que tienen que poner en manos del productor primario fertilizantes e insecticidas de producción local y los productos y/o procedimientos menos contaminantes posibles, es la ciencia y la tecnología la que brinde las herramientas para agregar el máximo valor posible a los productos y si bien de esto hablamos desde hace por lo menos 30 años la realidad indica que no logramos materializarlo.

Respecto a la sustitución de importaciones de la industria química, farmacéutica, electro médica, basta comparar cuantos kilogramos de soja hacen falta para comprar un pequeño blíster de medicamentos para entender porque países con las riquezas naturales como el nuestro, son aún dependientes en sus economías.

Cuando decimos federalizar, es porque es necesario que el gobierno promueva no solo acercar a los actores, ciencia, bancos y organizaciones de la comunidad sino para que juntos se acerquen a las realidades regionales para convencer a los bonaerenses que pueden jugar en primera, que van a contar con las herramientas para autoabastecerse en forma ambientalmente sustentable pero también para ocupar los espacios de preferencia en la góndolas de otros países.

Cada facultad, cada banco, cada cámara empresaria, cada ONG, cada instituto de investigación, cada municipio, se deben convertir en una sucursal de un proyecto de crecimiento sustentable de los bonaerenses, de forma que cada acción sea complementaria y coherente con el fin propuesto de vivir dignamente en un ambiente digno.

Para ello la responsabilidad en primer grado es sin duda del estado. Es el estado provincial que por un lado no solo debe recuperar puntos de coparticipación sino recuperar el control de la política agro ganadera y la de los productos primarios exportables, pescado, mieles etc. Y a partir de allí aumentar las partidas presupuestarias destinada a ciencia y tecnología, incentivar el crédito, disponer a la banca pública y convocar a la banca privada y estatal no provincial, definir modelos de crecimientos por regiones, ser riguroso en las planificaciones urbanas y usar el poder de policía para controlar en el caso de las cuestiones ambientales.

Share Button

Artículos relacionados

Publicado en: Juan Cocino